viernes, 31 de enero de 2014

Electrocución.

¿Cómo afecta una descarga eléctrica al cuerpo?

El cuerpo humano, al componerse en su mayor parte de agua, es muy buen conductor de la electricidad. Por eso cuando una persona entra en contacto con ella, la descarga viajará desde el punto de contacto, habitualmente la mano, atravesará el cuerpo hasta salir por otro punto que esté en contacto con el suelo, como un pie. Durante este recorrido la electricidad afectará a la piel, a los órganos, vasos sanguíneos, nervios, etcétera. El punto de entrada presentará lesiones de quemaduras graves que pueden llegar hasta el hueso. En el punto de salida se encontrarán quemaduras generalmente de menor gravedad.

Definición de electrocución.

Conjunto de efectos provocados por las corrientes eléctricas de alta tensión en las personas. Los efectos dependen del tiempo de exposición, del tipo de corriente, del estado de la persona en el momento del contacto, etcétera. En el caso de tensiones bajas, se pueden producir pequeñas quemaduras en el punto de contacto, convulsiones y, en algunos casos, la muerte, debido a una asfixia o a alteraciones circulatorias graves. En el caso de tensiones muy altas (superiores a los 5000 V), las convulsiones y las quemaduras son muy importantes; además se produce una inhibición temporal o definitiva de las funciones vitales, es decir, la muerte instantánea.

Características de las lesiones.
  • No sangran, ya que la electricidad cauteriza los vasos.
  • Son de color pardo.
  • De aspecto seco y duro.
  • Son inalterables, es decir, no se descomponen.
  • Se aprecia perdida de sustancia muscular.
  • Su forma generalmente es redondeada, en algunos casos puede ser alargada.
  • Rara vez se infectan.
Diferencia entre electrocución y electrización.

La electrocución se produce cuando a causa de una descarga eléctrica, la persona sufre una parada cardiorrespiratoria, llegando en la mayoría de los casos a producir la muerte.

Sin embargo, no todos los accidentes eléctricos llevan a la muerte, por lo que aquellos que provocan lesiones sin llegar a detener el corazón se llaman accidentes por electrización.

La electricidad hace que los músculos del cuerpo se contraigan de manera brusca y descontrolada. El daño que provoque estará determinado por:
  • La intensidad de la descarga: una pequeña descarga de baja intensidad no provocará lesiones muy graves, solo sensación de hormigueo u adormecimiento. 
  • La forma en que la electricidad recorre el cuerpo: si pasa la corriente directamente por órganos vitales o por las extremidades.
  • La rapidez en la asistencia: a mayor rapidez y eficacia, mayores probabilidades de salvar a la víctima con menos secuelas.
Fuentes y factores de riesgo.

Fuente de riesgo: cable defectuoso.

Las causas más comunes de accidente por electrización son:
  • Aparatos eléctricos o conductores defectuosos y falla humana en el manejo de ellos (por ejemplo falta de atención o negligencia).
  • Daños en las líneas eléctricas aéreas o al aire libre causadas por mal tiempo o tormentas.
Daños orgánicos específicos.

La mayoría de accidentes por electrización se dan en el medio laboral y en el hogar, y muchos de ellos se producen por negligencias o falta de atención al usar la maquinaria en cuestión.

Conocer las causas de electrocución o accidente eléctrico y tenerlas en cuenta ayuda a evitar este tipo de problemas.
  • Contacto accidental con cables desprotegidos o rotos que estén al alcance. 
  • Manejo de aparatos eléctricos defectuosos. 
  • Manipulación de tomas de corriente sin tener conocimientos de electricidad.
  • Líneas de alto voltaje: en el caso de estas líneas no hace falta un contacto directo para que se produzca una electrización, sino que al tener tanto En el caso de niños pequeños, pueden meter objetos en las tomas de corriente o morder y romper cables.
Qué no se debe hacer en caso de accidente eléctrico:
  • Nunca acercarse más de seis metros a la persona que está sufriendo un accidente eléctrico provocado por una línea de alto voltaje.
  • Nunca tocar a la persona si sigue en contacto con la electricidad, y mucho menos con las manos desnudas.
  • No aplicar pomadas, hielo, vendajes o ungüentos a las quemaduras. Solo agua o suero y paños o gasas limpias.
  • No mover a la persona después de detener la electricidad a menos que sea estrictamente necesario, como por ejemplo si hay riesgo de incendios o de explosión.
  • No retirar piel muerta de las quemaduras, así como las ampollas, si la persona afectada las presenta.
  • No abandonar nunca a la víctima hasta la llegada de los profesionales sanitarios.
¡IMPORTANTE!

Si la electrocución se da por baja tensión (110-220 volts)es necesario que la victima toque al conductor para que se genere el daño, por el contrario, si es de alta tensión (mas de 1000 volts), no es necesario el contacto directo, ya que antes de que llegue a tocarlo, salta espontáneamente un arco eléctrico y se produce la electrocución. ( por ej. En tubos de imagen presentes en televisores, monitores de PC, carteles luminosos, luces de neon, todos estro a su vez pueden mantener tensiones entre los 4000 y 17000 volts, aun luego de desconectados).

Si la electrocución se ha producido en una línea de alta tensión, es imposible portar los primeros auxilios a la víctima y muy peligroso acercarse a ella a menos de veinte metros. En estos casos, lo indicado es pedir ayuda a los servicios de socorro y solicitar a la compañía que corte el fluido eléctrico.
. La conducta a seguir ante un electrocutado es cortar la corriente e iniciar inmediatamente maniobras de reanimación: respiración artificial (boca a boca si no se dispone de otro medio) y masaje cardíaco si no se percibe el pulso. Jamás debe tocarse al electrocutado mientras esté en contacto con la corriente eléctrica.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario