viernes, 28 de febrero de 2014

Autolisis y putrefacción.

Autolisis.

Conjunto de procesos fermentativos anaeróbicos que tienen lugar en el interior de la célula por la acción de las propias enzimas celulares, sin intervención bacteriana. Es el más precoz de los procesos transformativos cadavéricos, sucedido posteriormente por la putrefacción

La palabra viene del griego auto - uno mismo – y lisis – destruir, romper, disolver, aflojar.
la palabra se utiliza en diversas disciplinas. En psiquiatría, es terrible porque cuando se habla de intentos de autolisis, se refiere a intentos de suicidio.

Autolisis cadavérica.

Cambios que suceden en el cuerpo sin vida, por la acción de las enzimas celulares sin intervención bacteriana, la célula se destruye por la falta de oxígeno.

Mientras un ser humano está vivo, su organismo es capaz de defenderse de multitud de agresiones que provienen del medio ambiente o del propio organismo, pero cuando muere el cadáver resultante queda indefenso frente a esas agresiones. A partir de ese momento se producen una serie de cambios que son los llamados fenómenos cadavéricos:

Destructores.
  • Autolisis.
  • Tanatoquimia. 
  • Putrefacción.
Putrefacción cadavérica.

Es la descomposición de la materia orgánica del cadáver; es el proceso de fermentación pútrida producida por las bacterias que se encuentran en el intestino, después de la muerte se propagan por la sangre. 

Las bacterias responsables se desarrollan en la materia orgánica, produciendo enzimas que actúan selectivamente sobre proteínas, grasas y carbohidratos, dando lugar a modificaciones del cadáver que conducen a su destrucción. 

Después de la muerte, la ausencia de los agentes de protección del cuerpo permite que las bacterias de la putrefacción emigren desde el tracto intestinal o menos frecuente, desde una herida de la superficie corporal, e invadan todo el organismo a través de los vasos sanguíneos, usando las proteínas y carbohidratos de la sangre como medio de cultivo.

¿Qué son bacterias causantes de putrefacción?

Las bacterias causantes de la putrefacción (descomposición) son microorganismos demasiado pequeños para ser vistos sin la ayuda de un microscopio, y pueden causar que los alimentos se deterioren y desarrollen un olor, sabor y textura desagradables. Estos microorganismos unicelulares pueden provocar que las frutas y vegetales se tornen demasiada suaves y babosas, y que la carne desarrolle un mal olor.

Fases.

La putrefacción evoluciona en 4 fases.

Periodo cromático: Se aprecia una mancha abdominal de color verde, en la piel de la fosa ilíaca derecha, debido a que los clostridios y coliformes descomponen la hemoglobina en compuestos azufrados de color verde, que tiñen la piel. Este periodo se manifiesta entre las 24 a 36 horas del fallecimiento.

En los fetos las bacterias penetran por los orificios naturales, principalmente por las vías respiratorias, por lo que la mancha verde se observa en cuello y parte superior de tórax. En cuerpos que presentan lesiones supuradas o neoplásicas, la mancha verde aparece alrededor de las lesiones.

Periodo enfisematoso: Se presenta por la producción de gran cantidad de gases derivadas del metabolismo propio de las bacterias, que abomban y deforman el cadáver. La infiltración gaseosa invade el tejido celular subcutáneo, se hincha la cabeza, los párpados se hacen prominentes, los genitales adquieren volúmenes importantes, el abdomen se distiende, la red venosa se hace muy aparente adquiriendo una coloración negruzca o verdusca de la piel. Este fenómeno lo observamos en periodo de entre 48 horas el inicio, completándose en un término aproximado de siete días.

Periodo colicuativo: En esta etapa el tejido blando sé licua, el cadáver adopta un aspecto acaramelado entre 2 a 4 semanas; los órganos se reblandecen y sé licuan, durando entre 8 a 10 meses. La próstata y el útero son los órganos más resistentes a esta fase.

Periodo de reducción esquelética: En término medio de 2 a 3 años pudiendo ser hasta 5 años, todas las partes blandas desaparecen a través de la licuefacción, los elementos más resistentes suelen ser los del tejido conectivo como cartílago, tendones, ligamentos. Puede el esqueleto avanzar hasta la pulverizacion en un tiempo de 50 años, inhumado; si el cadáver se encuentra a la intemperie la pulverización puede presentarse en 5 años.

Es muy notable la diferencia entre la autolisis y la putrefacción debido a que en la primera no existe la intervención bacteriana porque los cambios suceden producto de las propias enzimas celulares; y en la putrefacción existe la directa intervención bacteriana producida por el medio ambiente o por el propio organismo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario